Los rostros de los migrantes ecuatorianos que no llegaron al ‘otro lado’

0
67

Las fotografías quedaron en sus casas como un recuerdo feliz que ahora pertenecen al pasado. Son las últimas instantáneas de nueve ecuatorianos antes de su muerte o desaparición en su intento de llegar a EE.UU.

En las imágenes aparecen sonrientes padres, madres, hijos de familias de Cañar, Azuay, Tungurahua, Guayas y Loja que emigraron en el transcurso de este año.

Los que se quedaron sienten dolor. Hay casos en los que se mantienen con la zozobra de recibir algún día una llamada o un mensaje de texto, que dé pistas de su posible paradero.

La Dirección de Protección a Ecuatorianos en el Exterior de la Cancillería confirmó la muerte de 51 personas en su intento de llegar de forma irregular a EE.UU., entre el 2019 y el 10 de septiembre de este año.

El Ministerio de Relaciones Exteriores señaló que en el mismo período han sido reportados como desaparecidos 53 compatriotas. 31 de estos casos se resolvieron; es decir, fueron encontrados vivos o muertos.

Solo en este año hay 18 casos. A seis continúan buscándolos en la frontera.

Los familiares enmarcaron las fotos y las colocaron en altares improvisados en las salas de sus casas. Las personas rezan a diario frente a los portarretratos. Ahí colocan una vela hasta que logra consumirse por completo. Muy de cerca hay estampitas de la Virgen o la figura del Divino Niño. Cada semana se ponen flores.

“Estarán ahí hasta que vea el cuerpo de mi esposo”, dice Mayra Sinchi, pareja de Ángel, fallecido. “Todos los días rezo por que aparezca”, cuenta Geovanny Pulla, padre de Elizabeth, desaparecida. “Estoy destrozada. Siento que mi hermano está sufriendo”, lamenta Rocío Ramón, cuyo familiar permanece secuestrado. A todos les perdieron la pista cuando salieron de México o Bahamas y buscaban llegar ‘al otro lado’ , refiriéndose a Estados Unidos.

En un informe de la XXI Mesa de Movilidad Humana, que abordó temas de migración riesgosa, se identifican múltiples peligros en estos viajes. Entre ellos, la violencia por parte de mafias.

Más allá de los datos, estas son las historias de ecuatorianos, de seres humanos muertos y desaparecidos en su intento por encontrar una mejor economía. Hoy sus familiares relatan lo sucedido.

 

Noemí Muy Lojano, 29 años, Azuay. Sus dos niñas de 10 y 5 años están a cargo de los abuelos en Ecuador. Su familia busca ayuda para repatriar su cuerpo desde Estados Unidos. Falleció el 5 de septiembre último, por las altas temperaturas cuando era transportada en un furgón de carga en una carretera en Lincoln, en Nuevo México. Foto: Cortesía familiares

Noemí Muy Lojano, 29 años, Azuay. Sus dos niñas de 10 y 5 años están a cargo de los abuelos en Ecuador. Su familia busca ayuda para repatriar su cuerpo desde Estados Unidos. Falleció el 5 de septiembre último, por las altas temperaturas cuando era transportada en un furgón de carga en una carretera en Lincoln, en Nuevo México. Foto: Cortesía familiares

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.