Médicos ecuatorianos dicen que contradicciones de la OMS causan confusión; pero que han respondido incluso antes que ente por estudios de casos locales

0
38

Primero dijeron que no todos debían usar la mascarilla, solo los enfermos. Luego, que sí se debía usar para prevenir más contagios de COVID-19. Que los asintomáticos no contagiaban tanto; después que sí. Que el virus no se transmitía por el aire; y ahora que sí en algunos entornos cerrados donde la gente habla, grita o canta.

Igual ocurrió con el uso de medicamentos como la hidroxicloroquina; con el saludo con el codo y recientemente con las cuarentenas, que ahora la Organización Mundial de la Salud (OMS) pide evitar como método principal para controlar el avance del coronavirus, puesto que aumenta la pobreza, afirma.

Estas y otras contradicciones que se han dado desde el inicio de la pandemia por parte del ente especializado de las Naciones Unidas, que vela porque los Estados alcancen el máximo grado de salud, han causado confusión en médicos, autoridades y población, que hacen frente a un virus nuevo, con un comportamiento irregular y aún desconocido.

En el área médica, galenos y otros profesionales creen que si desde el inicio todos hubiesen usado mascarillas y aplicado otras medidas, muchos contagios y muertes, incluyendo la de aquellos que atendieron o trataron los primeros casos, se hubiesen evitado.

El doctor Francisco Andino, coordinador de Protocolo del Foro Permanente de la Salud y exministro de Salud Pública de Ecuador, dice que la OMS se quedó de año en el manejo de esta pandemia. Y que como no enviaron equipos especializados, inclusive de diferentes países, a Wuhan, la ciudad china donde se originó el virus, para observar lo que estaba pasando, todos cayeron en el error de no usar mascarilla.

«Lo otro es que el COE nacional, el Gobierno, ha seguido a rajatabla (rigurosamente) las indicaciones de la OMS. El comportamiento aberrante de la OMS ha exigido un comportamiento aberrante de las directrices que se toman en cada uno de los territorios y países. Acá hemos dicho que el manejo de una epidemia, para los epidemiólogos, se basa en las ciencias básicas de la epidemiología, de la cadena de contagio, donde no solamente hay las vías de transmisión de la enfermedad, sino también el huésped susceptible, el agente etiológico, en este caso el SARS-CoV-2, el nuevo coronavirus…», expone Andino.

«Yo creo que la OMS ha quedado en deuda, fue erráticacreo que la OMS se entrometió mucho en las decisiones y al comienzo fue caótica, empezaron a incinerar a todo el mundo, los familiares no podían ver a su familiar muerto y lo tenían que incinerar porque era la orden de incinerarlo; dos semanas después dicen no hay que incinerarlo y ahora hasta se les permite pasar. Sí es verdad que fuimos aprendiendo, pero se supone que en la OMS están los que saben y los que saben quedaron debiendo»sostiene José Luis Vergara, médico intensivista y jefe de Cuidados Intensivos del Hospital del Guasmo, quien trató a la paciente cero o índice. Él también se infectó de COVID-19 al inicio y en los días más críticos de la pandemia en Guayaquil. Cree que su contagio se dio en las reuniones que tuvieron con representantes de ministerios nacionales y con la prensa, pues ahí estuvo sin protección.

Iván Chérrez, médico, especialista en Neumología y docente-investigador de la Universidad de Especialidades Espíritu Santo (UEES), dice que esas primeras recomendaciones generales siempre «tienen un poco de sesgo porque están esperando, digamos, los estudios perfectos para hacer una recomendación» hasta que aparezcan los estudios o ensayos clínicos que van más allá de los observacionales que había al inicio de la pandemia.

Por eso, agrega, fue vital que los doctores ecuatorianos se reunieran, hasta de manera virtual, y tomaran decisiones acertadas incluso antes de que la OMS apruebe temas como el uso de los corticoides o cuando hubo la polémica por el uso de la hidroxicloroquina. Para él es clave la lectura y el estudio que constantemente sale sobre el COVID-19.

«Nosotros los ecuatorianos, y ese es un estudio que lo vamos a enviar a una revista, creamos una mesa técnica y nos pusimos a discutir: sirven o no sirven los corticoides, y como ecuatorianos llegamos a la conclusión de que sí servían, la primera o máximo segunda semana de abril los ecuatorianos comenzamos a usar los corticoides, a pesar de que la OMS no recomendaba y vimos el beneficio. Ahora, aparecen los estudios y dicen que darles corticoides sí sirven en los pacientes. Nosotros, a base de la observación, de la experiencia y del estudio pudimos tomar una decisión mucho más rápida. Para la OMS dice: no, yo tengo que esperar el ensayo clínico, para decir sí, sí puedo recomendar, pero ese ensayo clínico recién apareció creo que por junio», cuenta Chérrez.

Wilson Tenorio, presidente del Colegio de Médicos del Guayas, dice que los organismos destinados a precautelar la salud y a prevenir son los entes mundiales como la OMS y el órgano rector de cada país, que en este caso es el Ministerio de Salud Pública, que da las directrices finales.

«Los médicos somos juzgados por el cumplimiento o por la inobservancia de las normas y protocolos que en salud se refiere. En todo caso, ellos tienen la obligación ética y científica de dar ya directrices definitivas frente a un monstruo de virus, al cual la humanidad se está enfrentando. Estamos viviendo momentos críticos en la vida de toda la población… Y hay secuelas…». (I)

Fuente: El Universo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.